Dávila & Asociados | UN NUEVO VARAPALO JUDICIAL AL AYUNTAMIENTO DE LOS PALACIOS. EL TRIBUNAL S. DE JUSTICIA DE ANDALUCIA DECLARA LA IMPROCEDENCIA DEL DESPIDO DE UNA PSICOLOGA MUNICIPAL.
51208
post-template-default,single,single-post,postid-51208,single-format-standard,edgt-core-1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor-ver-1.11, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

UN NUEVO VARAPALO JUDICIAL AL AYUNTAMIENTO DE LOS PALACIOS. EL TRIBUNAL S. DE JUSTICIA DE ANDALUCIA DECLARA LA IMPROCEDENCIA DEL DESPIDO DE UNA PSICOLOGA MUNICIPAL.

UN NUEVO VARAPALO JUDICIAL AL AYUNTAMIENTO DE LOS PALACIOS. EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE ANDALUCIA DECLARA LA IMPROCEDENCIA DEL DESPIDO DE UNA PSICOLOGA MUNICIPAL.

EL
ALCALDE DE IZQUIERDA UNIDA USO LA REFORMA LABORAL DE 2012 PARA DESPEDIR A LA TRABAJADORA.

         La
Sala de lo Social del T.S.J. de Andalucía ha dictado sentencia con fecha 7 de
febrero de 2019 declarando la improcedencia del despido de A.A.C., Psicóloga,
condenando al Ayuntamiento de los Palacios ( Sevilla ) a readmitir a la
trabajadora o a abonarle una indemnización de 66.056.26 euros.

         La
trabajadora fue despedida el 9 de septiembre de 2.015, alegando el Ayuntamiento
motivos económicos y acogiéndose a la reforma laboral de 2012. El Ayuntamiento,
alegando imposibilidad económica, ni siquiera cumplió con la obligación legal
de poner a disposición de la trabajadora la indemnización de 20 días de salario
por año trabajado que corresponde por despido objetivo.

         La
trabajadora interpuso demanda ante el Juzgado de lo Social, a través del
despacho DAVILA Y ASOCIADOS, que ha
llevado numerosos casos de despido económicos, siendo desestimada inicialmente
la demanda por el Juzgado de lo Social e interponiendo Recurso de Suplicación
que ahora ha sido estimado por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de
Justicia de Andalucía.

         La
Sala estima el recurso formulado por el despacho de la trabajadora por no
constar en la sentencia recurrida los datos fácticos de los que pueda deducirse
la situación de iliquidez alegada por la demandada, distinta de la situación
económica negativa, no pudiéndose tener por acreditado que el Ayuntamiento no
pudiera hacer frente al importe de la indemnización que el mismo señala para el
despido de la trabajadora ni que, aunque pudiera hacerla efectiva, no podría asumir
el pago por comprometer con ello otras obligaciones que pudieran resultar de
rango superior.

         Esta
sentencia viene a sumarse a la anteriormente dictada también por la misma Sala
que declaró la nulidad del despido de la Técnico de Medio Ambiente del Ayuntamiento
y que ha tenido que ser readmitida, poniendo de manifiesto que el Alcalde de
este Ayuntamiento ha hecho un uso selectivo e interesado de una legislación
laboral tan criticada por Izquierda Unida, para quitar de en medio trabajadores
que no le gustaban o simplemente que quería sustituir por otros trabajadores a los
que le interesaba contratar.