Dávila & Asociados | SE ANULA LA ADJUDICACION DE LA REDACCION DEL PGOU DE MARBELLA
51450
post-template-default,single,single-post,postid-51450,single-format-standard,edgt-core-1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor-ver-1.11, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

SE ANULA LA ADJUDICACION DE LA REDACCION DEL PGOU DE MARBELLA

RESOLUCION DE 26 DE JULIO DEL TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DE RECURSOS CONTRACTUALES DEL AYUNTAMIENTO DE MARBELLA EN RELACION CON LA ADJUDICACION DEL CONTRATO DE REDACCION DEL PGOU DE MARBELLA.
COMENTARIO BREVE Y SENCILLO TENIENDO EN CUENTA QUE TIENE 62 PAGINAS INTENSAS.
En primer lugar hay que explicar que este Tribunal es un órgano del propio Ayuntamiento, previsto en la Ley de Contratos del Sector Público, que está dotado de plena independencia y que tiene como competencia resolver los recursos especiales en materia de contratos públicos.
En este caso , ha resuelto de manera unificada los dos recursos planteados por los estudios que no fueron escogidos por el Ayuntamiento, concretamente la sociedad de Gonzalez Fustegueras TERRITORIO Y CIUDAD SLP y EZQUIAGA ARQUITECTURA SOCIEDAD Y TERRITORIO S.LP. Recordemos que la sociedad adjudicataria para la redacción del nuevo PGOU de Marbella fue BURO4 ARQUITECTURA S.L.
Hay que indicar que la Resolución tiene 62 páginas y a decir de los técnicos con los que hemos hablado , tiene un gran rigor jurídico y resuelve con gran solvencia técnica y cita de numerosos sentencias y antecedentes administrativos, la gran cantidad de motivos o causas de recurso planteadas por ambos recurrentes.
Es sin duda una garantía saber que un Tribunal de esta solvencia sea el que resuelve este tipo de recursos en Marbella.
Como digo son numerosos los motivos que los dos recurrentes plantearon y que el Tribunal analiza en profundidad en todos los casos , con distinta suerte en cuanto a su estimación.
El Tribunal admite el motivo planteado por los recurrentes relativo a la no acreditación por la adjudicataria de los requisitos de solvencia técnica y profesional.
Resumidamente, el órgano de contratación a este fin valoró los trabajos alegados por la adjudicataria aunque no estuvieran finalizados en el periodo indicado en el Pliego de Condiciones pero el Tribunal discrepa de esta criterio y entiende que es necesario que hayan finalizados los trabajos alegados para su valoración.
En segundo lugar, el Tribunal también considera que el órgano de contratación valoró algunos trabajos que no está claro que fueran del mismo tipo que se requería en el Pliego y entiende que debió solicitar aclaración a la adjudicataria, lo que no hizo.
El Tribunal también admite el motivo del recurso relativo a la ruptura del principio de igualdad entre los licitadores por desigual atribución de puntos en la valoración de la experiencia.
Fundamentalmente, el Tribunal considera errónea la valoración dada por el órgano de contratación en relación con la valoración de la experiencia de los componentes del equipo técnico en la elaboración del planeamiento general cuando finalmente el PGOU es anulado, entendiendo que no está contemplada en el Pliego de Condiciones el que no se valorara a Gonzalez Fustegueras su participación en el PGOU de Marbella 2010.
El Tribunal sin embargo, desestima varios motivos de los recurrentes y entre ellos la alegación que se refiere a errores en la valoración del Comité de Expertos, entendiendo que esa valoración está dentro de los límites de la llamada “discrecionalidad Técnica” propia de este tipo de órganos.
El Tribunal también acepta el motivo de recurso en el que se mantiene la imposibilidad de que las mejoras en un procedimiento de adjudicación tenga valoración superior al 2.5 por 100 cuando los criterios evaluables por juicios de valor superan los criterios objetivos.
Del mismo modo el Tribunal igualmente acepta el motivo del recurso que denunciaba la improcedente ampliación del plazo de presentación de ofertas, lo que conlleva la nulidad del procedimiento.
Y finalmente el motivo que junto con el anterior conlleva la declaración de nulidad de todo el procedimiento hace referencia a la composición irregular del Comité de Expertos ya que el Tribunal da la razón a los recurrentes en el sentido de que el Comité no incluía un jurista especializado en la materia y además por la coincidencia de la secretaria de la mesa de contratación.
En conclusión , el Tribunal declara la nulidad absoluta de todo el procedimiento de licitación e incluso sugiere la posibilidad de iniciar un nuevo procedimiento de adjudicación, lo que parece más razonable.
La Resolución indicada puede ser objeto de recurso ante la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en el plazo de dos meses desde la notificación a los interesados.
No cabe duda de que se trata de una decisión polémica que aunque tiene una sólida base jurídica, sustentada en resoluciones judiciales y administrativas dictadas en procedimientos similares, no deja de ser una opinión jurídica que como tal admite siempre alternativas teniendo en cuenta la especial complejidad técnica de la materia.
No obstante, hay algunas cuestiones que si deben considerarse como es la necesidad imperiosa de que en esta materia de redacción del PGOU se aprenda definitivamente que hay que dar siempre los pasos con el mayor nivel de certeza de que todos los trámites legales dispongan del máximo porcentaje posible se seguridad jurídica para evitar el siempre existente riesgo de nulidad de los procedimientos que, recordemos, nos hace tener que empezar desde el principio, por lo que en esta materia más que en ninguna las prisas no son buenas consejeras.
Más vale tardar un poco más pero andar sobre seguro, especialmente cuando, visto lo visto, tenemos el riesgo de tener que soportar a Gonzalez Fustegueras nuevamente como responsable del futuro del urbanismo en Marbella.

RAMON DAVILA GUERRERO
ABOGADO.
MARBELLA.