> SENTENCIA DE LA SALA SOCIAL DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE ANDALUCÍA-SEVILLA- ESTIMA PARCIALMENTE RECURSO DE LAS VIUDAS Y HUÉRFANOS DEL NAUFRAGIO DEL NUEVO PEPITA AURORA Y CONFIRMA QUE NO ESTÁN OBLIGADOS A LA DEVOLUCIÓN DEL RECARGO DE PRESTACIONES POR FALTA DE MEDIDAS DE SEGURIDAD PERCIBIDO INDEBIDAMENTE PERO SIN NINGUNA INTERVENCIÓN DE ELLOS – Dávila & Asociados
Dávila & Asociados | SENTENCIA DE LA SALA SOCIAL DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE ANDALUCÍA-SEVILLA- ESTIMA PARCIALMENTE RECURSO DE LAS VIUDAS Y HUÉRFANOS DEL NAUFRAGIO DEL NUEVO PEPITA AURORA Y CONFIRMA QUE NO ESTÁN OBLIGADOS A LA DEVOLUCIÓN DEL RECARGO DE PRESTACIONES POR FALTA DE MEDIDAS DE SEGURIDAD PERCIBIDO INDEBIDAMENTE PERO SIN NINGUNA INTERVENCIÓN DE ELLOS
52019
post-template-default,single,single-post,postid-52019,single-format-standard,edgt-core-1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor-ver-1.11, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

SENTENCIA DE LA SALA SOCIAL DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE ANDALUCÍA-SEVILLA- ESTIMA PARCIALMENTE RECURSO DE LAS VIUDAS Y HUÉRFANOS DEL NAUFRAGIO DEL NUEVO PEPITA AURORA Y CONFIRMA QUE NO ESTÁN OBLIGADOS A LA DEVOLUCIÓN DEL RECARGO DE PRESTACIONES POR FALTA DE MEDIDAS DE SEGURIDAD PERCIBIDO INDEBIDAMENTE PERO SIN NINGUNA INTERVENCIÓN DE ELLOS

La  Sala Social de Sevilla del TSJA acaba de dictar una interesantísima sentencia con fecha  22 de mayo de 2024, por la que estima el recurso interpuesto  por el despacho DAVILA Y ASOCIADOS en nombre de las viudas y huérfanos de los marineros fallecidos en el sufragio del Nuevo Pepito Aurora, impugnando  sentencia del Juzgado Social 2 de Cádiz de fecha 17 de mayo de 2021, que condenaba a las viudas y huérfanos mencionados a la devolución del recargo de prestaciones por falta de medidas de seguridad percibido individualmente.

Efectivamente , aunque el Juzgado de lo Social  anteriormente había establecido el derecho de las viudas y huérfanos a recibir un recargo del 50 por 100 al declarar concurrente falta de medidas de seguridad por parte del armador y empresario del barco hundido, sin embargo , el empresario no hizo efectivo el capital coste a que ascendía el recargo de prestaciones reconocido , que es requisito fundamental para que el INSS pueda efectuar el pago del recargo de prestaciones, al tratarse de una obligación empresarial.

Sin embargo y por error imputable exclusivamente al Instituto Nacional de la Seguridad Social, así reconocido incluso por el INSS en su demanda, dicho Instituto procedió a iniciar el pago del recargo y lo hizo desde la fecha del accidente, septiembre de 2009 hasta 2019 y ya , cuando percibe el error , insta la suspensión del pago como medida cautelar,  mientras se tramita su demanda de reintegro, lo que es aceptado por el Juzgado Social 2 de Cádiz.

El TSJA ha estimado en parte el recurso y considera que , si bien era correcta la suspensión del pago del recargo de las prestaciones al haberse comprobado el error del INSS pero también la buena fe de los beneficiarios que incluso cuando percibieron el primer pago fueron a preguntar al INSS en donde les indicaron que todo estaba correcto, no admite el reintegro de lo que ya se había percibido por los beneficiarios.

El fundamento jurídico del recurso se basa en la aplicación de la doctrina de la Sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de 26 de abril de 2018 (caso Cakarevic v. Croacia) dictada en un supuesto de cobro indebido de prestaciones de desempleo que , como recoge la reciente sentencia del TS 530/2024, de 4 de abril que la aplica …” la sentencia del TEDH de 26 de abril de 2018,  tiene muy en cuenta, en primer lugar, que la interesada no contribuyó a que la decisión de reconocerle la prestación por desempleo se adoptara o aplicara indebidamente, sin que tampoco se cuestionara  su buena fe. Recuerda el TEDH, en este sentido,” que no se ha aducido que la demandante haya contribuido a la percepción indebida de prestaciones mediante alegaciones falsas u otros actos o hechos contrarios a la buena fe”.

EL TSJA en aplicación de esta doctrina y teniendo en cuenta las circunstancias muy especiales del caso, habida cuenta que el reembolso del importe de las cantidades abonadas por error por el recargo que se había reconocido en sentencia, supone una carga excesivamente gravosa para cada uno de los demandados, especialmente para los huérfanos que pueden comenzar su vida adulta teniendo que hacer frente a un reintegro de un abono indebido del complemento de una prestación reconocida, sin que le sea imputable una participación activa en la generación, limitándose a cobrar lo que les pusieron al cobro en la creencia de que cobraban lo que por sentencia  anterior les habían reconocido, procede declarar que no se encuentran los demandados obligados a la devolución  de lo que han percibido indebidamente por recargo de prestaciones, estimándose por tanto parcialmente el recurso.

En definitiva, una muy interesante sentencia que aplica la doctrina del TEDH y da una respuesta en la línea de dicha doctrina , anteponiendo los criterios de justicia material a los puramente formales y que otorga especial trascendencia a la conducta de buena fe de los beneficiarios.